Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de utilidades

Acceso clientes

Hágase cliente

Fin de la sección de utilidades

es

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Nosotros
  3. Noticias

Banca March - Crecemos con valores, crecemos juntosNoticias

Comienza el contenido principal

En Banca March queremos mantenerle siempre informado, por eso le ofrecemos en esta sección la posibilidad de conocer todo aquello que le interesa.

14/07/2019

Turno de palabra, ahora le toca a los beneficios

Las bolsas continúan soportadas por el poder de las palabras de los Bancos Centrales. Los contundentes mensajes lanzados desde comienzos de junio sin duda han sido el principal contribuidor al rebote de las bolsas, impulsando índices como los estadounidenses hasta nuevos máximos. 

Desde ese ya lejano julio de 2012, cuando el presidente del BCE pronunció un histórico discurso afirmando que "haré todo lo que sea necesario para evitar la ruptura del euro y, créanme, será suficiente", el uso de intervenciones verbales por parte de las autoridades monetarias se ha repetido en diversas ocasiones. Esta “reciente” pero cada vez más utilizada herramienta de política monetaria ha tejido una especie de red de seguridad en las bolsas en los últimos años.

Durante la segunda quincena de julio, la política monetaria compartirá protagonismo con el verdadero pilar de las bolsas a largo plazo, que no son otros que los beneficios empresariales. La atención se dividirá entre las reuniones del BCE (25 julio) y de la Fed (31 julio), con el comienzo de la temporada de resultados empresariales del 2T. Con ello, el turno de palabra se desplazará ahora hacia la microeconomía y tendremos la oportunidad de recibir información de primera mano sobre el terreno de juego desde los propios jugadores (es decir, los empresarios y su percepción de la economía).

La desaceleración económica y el parón del comercio mundial son factores que pesarán negativamente en los beneficios empresariales. Para la bolsa estadounidense (S&P500), las estimaciones apuntan a que este trimestre prácticamente no habrá crecimiento de beneficios, mientras que las ventas aumentarán un 3,7%. En el caso del Stoxx600, el crecimiento esperado de los beneficios se acercará al 2% y superará el 1% en ingresos. Estas expectativas no parecen exigentes y, además, están ya en gran medida descontadas por las cotizaciones.

No obstante, también se espera que esta temporada de publicación marque el punto más bajo de crecimiento de los beneficios y que comencemos a percibir una aceleración de cara al último trimestre del año, donde las estimaciones apuntan a un incremento del +7% de los beneficios del S&P 500 y del +11% en Europa. Por todo ello, en estas próximas semanas, lo relevante serán las perspectivas que mencionen las empresas para el resto del año.

Unos tipos de interés más bajos facilitarán la capacidad de financiación de las empresas mejorando las condiciones financieras y estimulando la economía, por lo que uno no debería estar muy negativo ante tales medidas. Sin embargo, las guías de beneficios en los sectores más cíclicos y expuestos al comercio van a reflejar la debilidad del crecimiento económico y la escasa visibilidad sobre la política económica. Esto nos hace pensar que el riesgo a un incremento de las revisiones a la baja en los objetivos a futuro de crecimiento de beneficios de las compañías es ahora más elevado.

El verano previsiblemente estará marcado por la incertidumbre y la vuelta de la volatilidad, lo que debería reflejarse en una mayor cautela en las inversiones, a la espera de posibles recortes en las valoraciones que nos ofrezcan un punto más atractivo para incrementar la exposición a renta variable.

Paulo Gonçalves, Analista Senior de Estrategia de Mercados,

Artículo publicado en Vocento

Buscador de noticias

Fin del contenido principal