Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de utilidades

Acceso clientes

Hágase cliente

Fin de la sección de utilidades

es

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Nosotros
  3. Noticias

Banca March - Crecemos con valores, crecemos juntosNoticias

Comienza el contenido principal

En Banca March queremos mantenerle siempre informado, por eso le ofrecemos en esta sección la posibilidad de conocer todo aquello que le interesa.

29/03/2020

Recesión profunda, pero corta

 La expansión de la crisis sanitaria no cesa y nuestras vidas cotidianas se han visto trastocadas. A día de hoy, el único antídoto conocido para frenar el coronavirus no es otro que las medidas de aislamiento social, que son las que precisamente suponen un parón casi total de la actividad económica. Atravesamos un contexto incierto, que en los mercados financieros se refleja en una volatilidad extrema.

Ahora bien, ¿qué es necesario para que los mercados financieros vuelvan a estabilizarse?

Dada la dimensión de la pandemia, pensamos que será estrictamente necesario que tengamos avances en tres frentes: una contención de los contagios, que además, deberá ser combinada con estímulos monetarios/líneas de liquidez y apoyada por medidas fiscales, que ayuden a revitalizar la demanda.

La noticia positiva es que durante las últimas semanas, y coincidiendo con la triste constatación de la expansión global del virus, se han adoptado ya importantes estímulos en un intento de evitar que esta crisis sanitaria se convierta en un problema estructural para la economía.

En concreto, los Bancos Centrales han sido veloces en sus respuestas, con medidas contundentes y que les dotan de la flexibilidad necesaria para actuar. La Fed ha rebajado a cero el precio del dinero y realizará compras de activos ilimitadas durante el tiempo que sea necesario. También el BCE ha anunciado un nuevo programa de compra de activos (Programa de Compras de Emergencia Pandémica), que unido a otras medidas ya implementadas supondrá que intervendrá en los mercados para adquirir más de 1,1 billones de euros entre deuda soberana y deuda corporativa.

Por otro lado, y aunque a diferentes ritmos, también los Gobiernos están tomando medidas que en su conjunto alcanzan cantidades importantes. En Estados Unidos, se implementará un programa de más de 2 billones de dólares (cerca del 10% del PIB) e incluso en Alemania se ha acordado un paquete fiscal de 156.000M€ (4,5% del PIB).

Esta crisis nos traerá la primera contracción de la actividad global desde la crisis financiera de 2008, pero pensamos que también será una de las más cortas de la historia económica. Si esta crisis sanitaria es temporal, también así serán las medidas de confinamiento y por tanto la caída de la actividad será temporal y se recuperaría en la segunda mitad del año.

Para que esta recesión sea corta en el tiempo, es fundamental evitar que los efectos negativos sobre el tejido empresarial conlleven elevadas quiebras de negocios y pérdidas de empleo por las dificultades de financiación en el corto plazo.

Frente a lo ocurrido en el comienzo de la crisis financiera de 2008, actualmente las autoridades disponen de un abanico más amplio de herramientas para combatir los riesgos financieros que en aquel momento. En conjunto, confiamos en que las herramientas que a día de hoy disponen los Bancos Centrales, unido a las líneas de avales que han dispuesto los Gobiernos, puedan crear unas líneas de financiación puente, inyectar liquidez en el sistema y con ello devolver los mercados financieros a su cauce. Sin duda la caída de la actividad será profunda, pero confiamos que corta en el tiempo.

Paulo Gonçalves es Analista Senior de Estrategia de Mercados de Banca March

Artículo publicado en ABC

Buscador de noticias

Fin del contenido principal