Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de utilidades

Acceso clientes

Hágase cliente

Fin de la sección de utilidades

es

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Nosotros
  3. Noticias

Banca March - Crecemos con valores, crecemos juntosNoticias

Comienza el contenido principal

En Banca March queremos mantenerle siempre informado, por eso le ofrecemos en esta sección la posibilidad de conocer todo aquello que le interesa.

15/12/2017

Punto y seguido en política monetaria

Se refuerzan las expectativas sobre la dirección futura de la política monetaria.

Acercándonos ya a las habituales fiestas navideñas, los mercados permanecían expectantes sobre una de las últimas citas claves del año: las reuniones de los bancos centrales. Como si de una convocatoria común al examen final se tratara, coincidieron en dos jornadas seguidas las reuniones de la Reserva Federal y del Banco Central Europeo (BCE). El saldo en ambos casos fue continuista, pero permitió reforzar las expectativas sobre la dirección futura de la política monetaria.

Comenzando con la Fed, como se esperaba subió el precio del dinero en otros 25 puntos básicos, hasta un intervalo 1,25%-1,5%, y confirmó que continuará reduciendo su balance, que a partir de enero se realizará a un ritmo de 20.000 millones de dólares. Por su parte, el BCE mantuvo los tipos inalterados en 0% y seguirá con su programa de compra de activos, pero que desde enero bajará hasta los 30.000 millones de euros mensuales sus adquisiciones, desde los 60.000 millones actuales.

En cuanto al crecimiento económico, tanto la Fed como el BCE revisaron al alza sus previsiones para el PIB del próximo año, situándolo ahora en un avance del 2,5% para la economía de Estados Unidos y del 2,3% para la zona euro. Sin embargo, también señalaron que este mayor dinamismo económico no derivará en subidas pronunciadas de la inflación.

Estas decisiones marcan, por tanto, un punto y seguido: el crecimiento económico se mantendrá sostenido y la tendencia divergente de la política monetaria entre las dos autoridades se ampliará en la primera mitad de 2018 pero, analizada en su conjunto, todavía seguirá inyectando liquidez neta en el sistema como ocurrido en los últimos años.

Bajo estas premisas -un crecimiento económico al alza y una política monetaria que esquiva la adopción de una postura más restrictiva-, la renta variable deberá seguir soportada en los próximos meses. Seguimos viendo potencial de ganancias en las Bolsas, aunque de cara a 2018 pensamos que éstas serán más limitadas y en un entorno de mayor volatilidad que el vivido en este año. Asimismo, también la apreciación del euro debería frenarse ante el diferente ritmo de la política monetaria a ambos lados del Atlántico.

Sin embargo, la principal reflexión que todo inversor puede retirar de esta semana se centra en que el principal motivo que permite a los bancos centrales continuar telegrafiando con antelación sus decisiones y hacer posible que la retirada de estímulos sea gradual, reside en una inflación contenida. Por ello, poniendo la mirada en el próximo año, la evolución de la inflación será una de las variables claves, ya que un repunte acelerado de los precios terminaría presionando a los bancos centrales y, con ello, a los mercados financieros.

Paulo Gonçalves es Analista de Estrategia de Mercados de Banca March  

Artículo publicado en La Vanguardia

Buscador de noticias

Fin del contenido principal