Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de utilidades

Acceso clientes

Hágase cliente

Fin de la sección de utilidades

es

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Nosotros
  3. Noticias

Banca March - Crecemos con valores, crecemos juntosNoticias

Comienza el contenido principal

En Banca March queremos mantenerle siempre informado, por eso le ofrecemos en esta sección la posibilidad de conocer todo aquello que le interesa.

29/04/2020

Lo que sea necesario

“Haré todo lo necesario para salvar el euro…y créanme será suficiente” anunciaba Draghi y fue el pistoletazo de salida a novedosas y contundentes medidas de política monetaria que han permitido mantener la unión monetaria y frenar la crisis de deuda pública.

 

 Transcurría el verano de 2012 y las palabras del presidente del BCE marcaban un hito en la todavía breve historia económica del euro. En plena crisis de deuda pública, Draghi declaró: “haré todo lo necesario para salvar el euro…y créanme será suficiente”. Era el pistoletazo de salida a novedosas y contundentes medidas de política monetaria, que años después podemos afirmar, han permitido mantener la unión monetaria y frenar la crisis de deuda pública.

Ahora nos encontramos en plena expansión de la mayor crisis sanitaria de la historia moderna, y en la cual, más de mitad de la población global se está viendo obligada a permanecer en sus casas, como la única medida fiable para frenar la expansión del coronavirus. Europa es uno de los focos de esta crisis sanitaria, y aunque es muy temprano para festejos, las cifras diarias de contagios parecen reflejar una relativa estabilización.

Las medidas de aislamiento suponen un parón casi total de la actividad económica y que todavía es difícil de cuantificar, pero lo que es indudable, es que serán necesarias medidas de calado para impulsar la reactivación, una vez comience el ansiado levantamiento de las restricciones.

El pasado miércoles, el BCE dio un nuevo paso en el apoyo al mercado de crédito de la región, anunciando que aceptará como colateral en sus programas de liquidez, bonos cuya calificación crediticia pierda el nivel de grado de inversión. Sin embargo, y a pesar de estas medidas, las primas de riesgo periféricas continúan su escalada y países como Italia o España afrontan con temor un aumento de los costes de financiación de su deuda pública, y por ende, del de todas sus empresas.

El propio FMI, estima que solamente las necesidades de financiación netas del conjunto de los Estados de la zona euro, alcancen este año los 820.000 M€. Teniendo en cuenta la ampliación de los programas de compras de deuda que el BCE realizó en marzo, estimamos que la capacidad de munición ascendería a algo más de 1 billón de euros. Una cantidad elevada, pero sin un amplio margen.

Ante el titubeo visto una vez más en la última reunión del Consejo Europeo, y la todavía escasa coordinación de las políticas económicas de los gobiernos europeos, la ahora presidenta del BCE ha alertado sobre la falta de acción. En sus declaraciones, Lagarde, advirtió a los demás líderes europeos del riesgo de hacer demasiado poco y demasiado tarde.

La política monetaria por sí sola no será suficiente para reactivar la demanda, pero una vez más, será fundamental en permitir estabilizar los mercados de crédito y ganar tiempo, evitando que la falta de liquidez por la interrupción de los flujos de ingresos derivados del parón económico, se convierta en problemas de solvencia, y con ellos, en pérdidas de la capacidad productiva.

Este próximo jueves, Lagarde tendrá nuevamente el turno de palabra en la reunión de política monetaria del BCE, en la cual esperamos una ampliación de los estímulos monetarios, incrementando las compras de activos. Sin duda, el BCE continuará haciendo todo lo necesario para mantener la estabilidad financiera, queda ahora confirmar que conseguirá repetir el éxito que tuvieron las palabras de su antecesor.

Paulo Gonçalves es Analista Senior de Estrategia de Mercados de Banca March

Buscador de noticias

Fin del contenido principal