Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de utilidades

Acceso clientes

Hágase cliente

Fin de la sección de utilidades

es

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Nosotros
  3. Noticias

Banca March - Crecemos con valores, crecemos juntosNoticias

Comienza el contenido principal

En Banca March queremos mantenerle siempre informado, por eso le ofrecemos en esta sección la posibilidad de conocer todo aquello que le interesa.

20/10/2019

"Animal spirits"

Si uno analiza los actuales fundamentales macroeconómicos, el riesgo de una recesión global sigue pareciendo reducido. Sin embargo, la caída de la confianza de empresarios e inversores registrada en los últimos meses eleva los temores a la evolución económica de cara al próximo año.

 Esta aparente contradicción entre datos de actividad y confianza no es novedosa. En el mundo económico y financiero, existen varios ejemplos en los cuales la psicología puede llegar a primar sobre las cifras. Ya en 1936, Keynes, en su clásico libro “Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero”, entre otras ideas, enfatizó el rol fundamental de la confianza en la toma de decisiones empresariales: consideraba que los proyectos de inversión a largo plazo se enfrentan a una gran incertidumbre, por lo que llevarlos a cabo sólo podría ser el resultado de los “espíritus animales” (la confianza).

La debilidad del crecimiento en la zona euro es, en parte, un reflejo de la elevada incertidumbre que vive la región, y que queda reflejada en la caída de la confianza de los empresarios: desde finales de 2017, la confianza de las manufacturas continúa retrocediendo y se encuentra ya en niveles acordes con una contracción económica. También en España hay cifras negativas de confianza. En este caso, si miramos la de los consumidores, sorprenden negativamente las caídas de los últimos meses, a lo que se une el fuerte aumento de la tasa de ahorro de los hogares, hasta el 8,7% en el 2T, la más alta desde 2013, año en el que atravesábamos la crisis de deuda pública. Esta situación demuestra que el consumo no se está acelerando como previsto, a pesar de que la renta disponible de los hogares españoles ha aumentado durante la primera mitad del año.

Otra estadística que nos muestra la importancia de la confianza es la velocidad del dinero, es decir, con qué frecuencia se gasta una unidad de moneda. Cuando la confianza es alta, empresas y consumidores gastan con mayor celeridad, mientras que cuando es baja, la velocidad del dinero se resiente. La relevancia de esta estadística y de la evolución de la confianza es el riesgo actual a que lleguemos a un momento en el cual rebajar tipos de interés e inyectar liquidez puede no ser suficiente para reactivar la economía, dado que el desánimo puede desembocar en un escenario de profecía “autocumplida” al paralizar las decisiones de inversión.

La próxima semana, Draghi realizará su última reunión al frente del BCE. Una vez más, previsiblemente tratará de impulsar la confianza y, además, alentará a los Gobiernos a que adopten nuevos estímulos y reformas estructurales. Las contundentes medidas de estímulo monetario son sin duda un soporte en el corto plazo, pero para recuperar la confianza de los agentes (“animal spirits”) será necesario que la incertidumbre de la política económica minore.

En este punto, la tregua alcanzada esta semana entre Estados Unidos y China en la guerra comercial y el acercamiento de posturas sobre el “Brexit” son factores alentadores que refrendan nuestro escenario central, en el cual asignamos una baja probabilidad a que ocurra una recesión global en el corto plazo.

Paulo Gonçalves, Analista Senior de Estrategia de Mercados.

Artículo publicado en ABC.

Buscador de noticias

Fin del contenido principal