Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de utilidades

Acceso clientes

Hágase cliente

Fin de la sección de utilidades

es

Está usted en:

  1. moratoria hipotecaria

Banca March - Crecemos con valores, crecemos juntosmoratoria hipotecaria

Comienza el contenido principal

Moratoria hipotecaria Preguntas frecuentes

Debido a la situación de emergencia sanitaria global provocada por la pandemia de COVID- 19, mediante el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, se han aprobado una serie de medidas de apoyo a las familias y colectivos vulnerables. Dichas medidas han sido clarificadas, complementadas y ampliadas mediante posteriores Real Decreto-Ley (RDL 11/2020 de 31 de marzo y RDL 15/2020 de 21 de abril). 

Entre las medidas adoptadas está la posibilidad de solicitar a las entidades financieras el aplazamiento o moratoria en el pago de las operaciones crediticias que más abajo se detallarán otorgadas a personas físicas (tanto con garantía hipotecaria como las formalizadas sin dicha garantía real).

A continuación intentamos clarificar las principales características de las citadas normas legales

1.1. ¿Qué tipo de financiaciones cubre la moratoria?

La moratoria cubre la deuda hipotecaria (préstamos y créditos) que tuvo por objeto la adquisición de cualquiera de los inmuebles siguientes:

-La vivienda habitual.

-Inmuebles en los que desarrollen su actividad económica los empresarios y profesionales personas físicas.

-Viviendas distintas a la habitual en situación de alquiler y para las que el deudor hipotecario persona física, propietario y arrendador de dichas viviendas haya dejado de percibir la renta arrendaticia desde la entrada en vigor del estado de alarma (pasado 14 de marzo) o deje de percibirla hasta un mes después de la finalización del mismo.

Igualmente, tras el RDL 11/2020, cubre también financiación sin garantía hipotecaria (créditos o préstamos), incluyendo los créditos al consumo y las tarjetas de crédito.

1.2¿Quién puede solicitar la moratoria?

Las medidas previstas para la moratoria se aplicarán a personas físicas (incluidos no residentes), que se encuentren en los supuestos de vulnerabilidad económica, en el bien entendido que para poder apreciar tal circunstancia deberán concurrir todas las circunstancias siguientes:

  A. Que el deudor se hubiera quedado en paro por culpa del COVID-19. También si son personas físicas empresarios o profesionales y han sufrido una pérdida importante de sus ingresos o una caída sustancial de sus ventas.

  B. Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria:

  • Con carácter general, el límite de 3 veces el IPREM, que para el año 2020 está fijado en 537,84 €/mes.
  • Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo en la unidad familiar. El incremento aplicable por hijo a cargo será de 0,15 veces el IPREM por cada hijo en el caso de unidad familiar monoparental.
  • Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar.
  • 4 veces el IPREM, si alguno de los miembros de la unidad familiar tiene declarada discapacidad igual o superior al 33 por ciento, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral sin perjuicio de los incrementos acumulados por hijo a cargo.
  •  5 veces el IPREM, si el deudor hipotecario tiene parálisis cerebral, enfermedad mental, o discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por ciento. También si tiene discapacidad física o sensorial, con un grado reconocido igual o superior al 65 por ciento, o si sufre enfermedad grave que le incapacite acreditadamente, a la persona o a su cuidador, para realizar una actividad laboral.

C. Que la carga financiera, más los gastos y suministros básicos, resulte superior o igual al 35 por ciento de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.

D. Que, a consecuencia de la emergencia sanitaria, la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas en términos de esfuerzo de acceso a la vivienda, en los términos siguientes:

  • Que la carga financiera sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos un 1,3.
  • Que sus ventas han caído al menos un 40% (para autónomos y empresarios)

Estas mismas medidas se aplicarán igualmente a los fiadores y avalistas del deudor principal en los que concurran las circunstancias de vulnerabilidad.

Los fiadores, avalistas e hipotecantes no deudores que se encuentren en los supuestos de vulnerabilidad económica podrán exigir que la entidad agote el patrimonio del deudor principal, sin perjuicio de la aplicación a éste, en su caso, de las medidas previstas en el Código de Buenas Prácticas, antes de reclamarles la deuda garantizada, aun cuando en el contrato hubieran renunciado expresamente al beneficio de excusión.

Algunas aclaraciones:

  • Por carga financiera debemos entender el importe resultado de la suma de todas las cuotas hipotecarias y el de las cuotas no hipotecarias que asume el deudor sin importar su finalidad, cantidad a la que se añadiría, si la hubiere, la renta por alquiler que como arrendatario pagan por la vivienda habitual (con independencia se hubiera acogido o no a la moratoria que por la renta por alquiler prevé el RDL 11/2020).
  • Se entenderá por «gastos y suministros básicos» el importe del coste de los suministros de electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua corriente, servicios de telecomunicación fija y móvil y las contribuciones a la comunidad de propietarios. Y solo tendrán la consideración de «gastos y suministros básicos» los suministrados en la vivienda habitual de la unidad familiar.
  • Por unidad familiar debe entenderse como aquella compuesta por el deudor, su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita y los hijos, con independencia de su edad, que residan en la vivienda, incluyendo los vinculados por una relación de tutela, guarda o acogimiento familiar y su cónyuge no separado. También forma parte de la unidad familiar las persona mayores de 65 años.
  •  El IPREM es un indicador que se utiliza como referencia para la concesión de diferentes ayudas y subvenciones públicas, y que para el año 2020 se ha fijado en 537,84 €/mes. Por tanto, un límite de 3 veces el IPREM equivale a 1.613,52 €; un límite de 4 veces el IPREM equivale a 2.151,36 € y un límite de 5 veces el IPREM equivale a 2.689,20 €. 0,1 veces el IPREM equivalen a 53,78 €, mientras que 0,15 veces suponen 80,67 €.

1.3.¿Cuándo se pueden solicitar?

Para las financiaciones no hipotecarias, la solicitud puede realizarse hasta un mes después del fin de la vigencia del estado de alarma (actualmente fijado para el 26 de Abril, pero igualmente prorrogable).

Para las financiaciones hipotecarias el plazo de solicitud es un poco más extenso: 45 días después del fin de la vigencia del estado de alarma.

1.4.¿Qué implica la moratoria?

Durante el periodo de vigencia de la moratoria el banco no podrá exigir el pago de la cuota, ni de ninguno de los conceptos que la integran (amortización del capital o pago de intereses), ni íntegramente, ni en un porcentaje. Tampoco se devengarán ningún tipo de interés (ni ordinarios, ni moratorios).

Igualmente, no será de aplicación interés moratorio alguno por el período de vigencia de la moratoria, sobre las cuotas que hubiera en impago al inicio del plazo de moratoria.

Tampoco podrá contar este período para aplicar la cláusula de vencimiento anticipado en financiaciones hipotecarias.

La inaplicabilidad de intereses no será aplicable a deudores o contratos distintos de los regulados en los RDL.

1.5.¿Qué duración tiene la moratoria?

La moratoria tiene un plazo de vigencia de tres meses, ampliables mediante Acuerdo del Consejo de Ministros.

1.6.¿Cuándo arranca la moratoria para el cliente?

La fecha de efecto de la moratoria será la de la presentación por el deudor de su solicitud con toda la documentación prevista en el RDL 11/2020. Esta fecha quedaría sin efecto, si se rechaza la solicitud.

1.7.¿Cuánto puede tardar el Banco en concederla?

Una vez realizada la solicitud, el Banco procederá a su implementación (siempre que la documentación sea correcta y completa) en un plazo máximo de 15 días. Es importante destacar que la aplicación de la suspensión, no requerirá acuerdo entre las partes, ni novación contractual alguna para que surta efectos, pero deberá formalizarse en documento público, siendo obligación unilateral del banco sin intervención del deudor, la elevación a escritura pública:  

  • Si se trata de una operación con garantía hipotecaria, mediante el otorgamiento de la oportuna escritura de novación de ampliación de plazo y;
  • Si se trata de una póliza de préstamo mediante la firma ante Notario del pertinente anexo a dicha póliza.

Es importante destacar que la norma establece que durante la vigencia del estado de alarma y hasta que vuelva a restablecerse plenamente la libertad de circulación de los ciudadanos no podrán formalizarse las escrituras públicas de ampliación de plazo (ni lógicamente los anexos de pólizas), lo que en modo alguno significa que durante ese período intermedio esté suspendida la moratoria.

1.8.¿Qué costes implica para el deudor?

1. Exención del AJD

2. Los derechos arancelarios notariales y registrales serán de cuenta del banco.

3. No se aplicarán comisiones por aplicar la moratoria.

4. Deberá llevarse a cabo sin necesidad de petición de nuevas garantías por parte del banco.

1.9 ¿Qué documentación se debe aportar para acreditar la situación de vulnerabilidad?

Los requisitos para acogerse a la moratoria hay que cumplirlos y demostrarlos y para ello tiene que entregarse una documentación necesaria.

Inicialmente, junto con la solicitud  y la declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes, debe acompañar los documentos indicados como necesarios. Ahora bien, en caso de imposibilidad total o parcial de aportar los documentos indicados como necesarios, éstos podrán sustituirse de manera temporal mediante una segunda declaración responsable que incluya la justificación expresa de los motivos, que le impiden tal aportación.

Muy importante: Tras la finalización del estado de alarma dispondrá del plazo de un mes para la aportación de todos los documentos considerados necesarios que no hubiese facilitado en la solicitud.

¿Cuáles son los documentos necesarios?:

1. Para demostrar que han quedado desempleados: certificado expedido por la gestora de las prestaciones. Ahí debe figurar lo que perciben mensualmente en prestaciones o subsidios por el paro.

2. En el caso de autónomos, para demostrar que ha cesado su actividad: certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o por el órgano competente de la comunidad autónoma, sobre la base de la declaración de cese de actividad.

Para demostrar cuántas personas residen en la vivienda:

3. Libro de familia o el documento acreditativo de pareja de hecho.

4. Certificado de empadronamiento de las personas que habitan el hogar con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.

5. Sólo si procede, declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.

Para demostrar la titularidad de la vivienda habitual, de la vivienda en alquiler, o del inmueble afecto a la actividad económica y si fuere de aplicación, el régimen de alquiler en que se encuentra:

6. Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.

7. Escrituras de compraventa y de concesión del préstamo.

8. En moratorias no hipotecarias contrato suscrito (Póliza, Préstamo, Tarjeta, ..) con la entidad financiera.

9. Contrato de arrendamiento, en el caso de que se solicite la moratoria hipotecaria por una vivienda en alquiler.

1.10.¿Dónde puede obtenerse la documentación necesaria?

  • Certificado de desempleo en el que figure el subsidio recibido, en caso de paro en la sede Electrónica del Servicio Público de Empleo Estatal: https://sede.sepe.gob.es
  • Certificado de cese de actividad expedido por AEAT o el organismo competente de la comunidad autónoma. En la Página web de la AEAT (www.agenciatributaria.es) o del organismo competente de la comunidad autónoma
  • Certificado de empadronamiento de las personas que habitan el hogar que puede obtenerse en el Ayuntamiento. En la mayoría se puede solicitar por internet o por vía telefónica
  • Nota simple. El registro ha habilitado una petición por correo electrónico para titular y miembros de la unidad familiar (www.registradores.org).

1.11.¿Cómo pueden solicitar la moratoria?

1. La solicitud la podrá realizar cualquier interesado que intervenga en la operación, bien personalmente o bien debidamente representado.

2. El solicitante debe verificar que cumple todos los requisitos de los RDL e intentar recabar toda la documentación acreditativa necesaria en base al check list que encontrará en el modelo de solicitud.

3. Para que el banco admita la solicitud a trámite como mínimo deberá poder aportar, debidamente cumplimentados:

  1. Solicitud/es (una solicitud por cada contrato). En la solicitud será obligatorio el incorporar el mail/móvil del solicitante a efectos se le pueda remitir todas las comunicaciones relacionadas con su solicitud.
  2. Declaración responsable de cumplir los requisitos del RDL relativos a situación de vulnerabilidad económica (Necesariamente firmada por el interesado, no siendo válida la firma de la misma por representante).
  3. Si no aporta toda la documentación, también debe añadir la declaración responsable por falta de documentación. 

 Deberá cumplimentar la SOLICITUD y remitirla (junto la documentación requerida) a su gestor/oficina habitual. Recuerde que puede contactar con nosotros en el 901 111 000 o localizar aquí su oficina BANCA MARCH.

1.12.¿Hay alternativas a la moratoria prevista en los RDL 8/2020 y 11/2020?

Si. Quién no cumpla los requisitos para acogerse a la moratoria, y puede tener problemas para abonar las mensualidades, existen otras alternativas para mitigar su situación. A tal fin contacte con su gestor/oficina, exponga su situación, para que podamos ofrecerle posibles soluciones y encontrar conjuntamente la que mejor se adapte a su situación.

Adicionalmente, a raíz de la crisis sanitaria del COVID-19 se ha llegado a un acuerdo sectorial de la Asociación Española de Banca, a la que se ha adherido Banca March, adicional a las medidas adoptadas por el Gobierno y que supone la posibilidad de acogerse a una Moratoria Sectorial complementaria de la Moratoria prevista en los RDL 8/2020 (y 11/2020) o alternativa de ésta.

1.13.¿Qué consecuencias tienen los incumplimientos por parte del deudor?

La normativa declara al deudor que se beneficie de estas medidas sin reunir los requisitos "responsable de los daños y perjuicios que se hayan podido producir, así como de todos los gastos generados" por su aplicación y "sin perjuicio de las responsabilidades de otro orden", entre las que puede incluirse un proceso penal por falsedad documental. El importe de esos daños no sería inferior en ningún caso "al beneficio indebidamente obtenido por el deudor".

Por otro lado, corresponde al banco demostrar los casos en los que su cliente haya buscado, "voluntaria y deliberadamente (…), situarse o mantenerse en los supuestos de vulnerabilidad económica con la finalidad de obtener la aplicación de estas medidas".

Solicitud

Fin del contenido principal