Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de utilidades

Acceso clientes

Hágase cliente

Fin de la sección de utilidades

es

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Nosotros
  3. Noticias

Banca March - Crecemos con valores, crecemos juntosNoticias

Comienza el contenido principal

En Banca March queremos mantenerle siempre informado, por eso le ofrecemos en esta sección la posibilidad de conocer todo aquello que le interesa.

15/04/2018

Beneficios empresariales deberán ser el catalizador

Los primeros meses del año han estado marcados por la vuelta de la volatilidad y unos mercados financieros que reflejan una mayor “sensibilidad” al incremento de los riesgos de política económica. En particular, preocupan las medidas proteccionistas a nivel mundial, al que se unieron en las últimas jornadas ciertas tensiones geopolíticas en Siria. Con ello, la “prima de riesgo política” volvió a hacer acto de presencia, siendo uno de los principales detonantes del peor comportamiento de la renta variable.

Las probabilidades de que continúe una mayor escalada de las tensiones, tanto comerciales como geopolíticas, se deberían ver frenadas. Nuestro escenario central es que se eviten una subida general de las tarifas y otras medidas proteccionistas, ya que un deterioro adicional de las relaciones comerciales crearía un entorno económico en el cual todas las potencias se verían perjudicadas. Por ello, consideramos que es importante no actuar precipitadamente ante temores de carácter más político, ya que los actuales fundamentales económicos son alentadores y deberán apoyar una recuperación de las bolsas tras un comienzo del año más dubitativo.

Sin embargo, para que veamos esta mejora prevista para las bolsas serán necesarios al menos dos factores: una dilución de la mencionada “prima de riesgo política” y, sobre todo, un catalizador que apoye la recuperación de la confianza de los inversores. ¿Serán los beneficios empresariales este detonante?

Las perspectivas apuntan a que la temporada de publicación de resultados será positiva, en particular en Estados Unidos, donde empezaremos a confirmar el efecto de los estímulos fiscales en las cuentas de las empresas. Centrándonos así en el índice S&P500, se espera un incremento de los beneficios del +18,5%, pero más importante, es que en términos de ingresos – no afectados por las alteraciones fiscales – se espera también un elevado dinamismo con un aumento del +7% interanual.

Bajando a nivel sectorial, vemos que los líderes en términos de crecimiento de ventas son el sector de la tecnología, energía, materiales y el industrial. Utilizando una vez más como muestra el S&P500, el avance previsto para los ingresos del sector tecnológico y de energía es del +14% y para el industrial del +7,6%.

En resumen, las expectativas para esta temporada son alentadoras y también exigentes, pero confiamos en que las empresas podrán superarlas, dado que los datos de actividad mundial se han mantenido sostenidos y deberíamos verlos reflejados en las cuentas de resultados. De hecho, las propias guías que han estado presentando las compañías antes del comienzo de la temporada van en esta línea: 53 empresas han mejorado sus previsiones de beneficios, lo que compara muy favorablemente con la media de los últimos cinco años (28 empresas).

Un crecimiento de los beneficios empresariales sólidos unido a que las valoraciones actuales son ya menos exigentes – el múltiplo PER que un inversor afronta en el índice agregado de bolsa mundiales, MSCI AC World, es ahora del 14,7x frente al 16,4x exigido a finales del año pasado – son los principales motivos que nos permiten mantener una visión positiva para las bolsas en los próximos trimestres.  

Paulo Gonçalves, Analista de Estrategia de Mercados de Banca March.

Artículo publicado en los periódicos del grupo Vocento.

Buscador de noticias

Fin del contenido principal