Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de utilidades

Acceso clientes

Hágase cliente

Fin de la sección de utilidades

es

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Nosotros
  3. Noticias

Banca March - Crecemos con valores, crecemos juntosNoticias

Comienza el contenido principal

En Banca March queremos mantenerle siempre informado, por eso le ofrecemos en esta sección la posibilidad de conocer todo aquello que le interesa.

09/06/2019

Allegro ma non troppo

En términos musicales, la expresión italiana “allegro ma non troppo” hace referencia a una indicación de “tempo” que indicaría cómo debe ser el carácter de una obra y sobre todo la velocidad de la interpretación. En este caso, la interpretación de la pieza sería no demasiado rápido. Esta semana, Italia volvió al centro de atención de los mercados de deuda pública, pero por motivos menos lisonjeros como son sus variadas y destacadas aportaciones al mundo artístico y cultural.

En concreto, la Comisión Europea ha dado el pistoletazo de salida para la apertura de un proceso sancionar por incumplimiento de los objetivos de déficit y deuda pública. Bruselas advirtió que el ejecutivo italiano no había adoptado las medidas suficientes para la contención del gasto público y tampoco se han implementado avances en la reducción de su elevada deuda pública (terminó el año pasado por encima del 132% del PIB siendo la segunda más elevada de toda la U.E.). En este contexto, vuelven a reavivarse las tensiones entre la C.E. y el gobierno de coalición de Italia, la tercera economía de la región y miembro fundador del Euro.

Hace escasos meses, estas tensiones ya hicieron temer por una reaparición de la crisis de deuda pública vivida en 2011. Desde mayo del año pasado el mercado de renta fija exige una prima de riesgo más elevada a Italia, que llegó a su punto de mayor tensión en octubre cuando el diferencial a 10 años superó los 300 p.b., niveles que unidos a una caída del crecimiento ponían en entredicho la sostenibilidad de la deuda italiana. A partir de esos momentos, asistimos a un acercamiento de las posturas tanto de la C.E. como sobre todo del propio ejecutivo italiano.

Si una lección parece haber quedado clara para los Gobiernos de la zona euro tras la crisis de la deuda pública de 2011-12, es la importancia de mantener contenidos los costes de financiación como medio para lograr los propios objetivos de mayor estímulo fiscal. Dado los elevados ratios de deuda pública sobre el PIB, este factor es aún más relevante en el caso de Italia ya que afectaría con celeridad la sostenibilidad de la deuda.

Nuestro escenario central es que ambas partes (C.E. y el gobierno italiano) terminarán logrando un acuerdo. Sin embargo, previamente a ello, también es previsible que asistamos a un mayor tensionamiento de las primas de riesgo como ocurrió el año pasado. Sería prematuro incrementar ya posiciones en deuda pública italiana, pero consideramos que a lo largo del verano (la C.E. deberá presentar antes del final de julio su decisión sobre la posible sanción a Italia) es probable que asistamos a oportunidades para adoptar posiciones en los tramos cortos de la deuda italiana y evitar así los tipos negativos de la deuda denominada en euros. Como en una pieza musical, en las inversiones la velocidad de interpretación es también fundamental y, en este caso, ante la elevada incertidumbre, la recomendación es no precipitarse o, mejor dicho, “allegro ma non troppo”.

Paulo Gonçalves, Analista Senior de Estrategia de Mercados de Banca March

Artículo publicado en La Vanguardia

Buscador de noticias

Fin del contenido principal