Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Resultados Ejercicio 2020 - Banca March refuerza su ratio de solvencia hasta el 18,43%, el más alto de la banca española, y obtiene un resultado de la actividad bancaria de 87,3 millones

25 marzo 2021 Categoría: Resultados

  • La entidad mantiene niveles de solvencia CET 1 (18,43%), liquidez —LCR (237%) y DTL (138%)— y cobertura de riesgos dudosos (58,89%) entre los más elevados de los bancos europeos.
  • Banca March sigue registrando la tasa de mora más baja del sistema financiero español sin haber recurrido a la venta masiva de carteras NPL a descuento: un 1,62% a diciembre frente a un 4,51% de media del sector (últimos datos del Banco de España).
  • El resultado después de impuestos de la actividad bancaria se situó en 87,3 millones de euros, un 16% menos que en 2019, debido al aumento prudencial de la dotación para insolvencias en un 13%. A pesar del difícil entorno, el margen de explotación se mantuvo estable respecto al ejercicio anterior y los ingresos por prestación de servicios crecieron un 3,9%.
  • El beneficio consolidado del Grupo Banca March disminuyó un 44,3%, hasta 69,72 millones de euros, por el impacto del coronavirus en los resultados de Corporación Financiera Alba —participada en un 15% por Banca March.
  • La entidad se ha adherido a todas las iniciativas impulsadas desde el Gobierno para aliviar la situación de profunda crisis sobrevenida, participando en las líneas de avales ICO para empresas y autónomos, carencias y moratorias sectoriales, tanto amparadas por RD como por iniciativa del banco, así como en las líneas ISBA-COVID del Govern Balear por un importe global de 1.421 millones de euros, de los cuales el 34,67% del volumen y el 48,56% de las operaciones se han materializado en Baleares.
  • Las áreas especializadas de Banca Privada y Patrimonial tuvieron un excelente comportamiento pese a la volatilidad de los mercados, con un aumento de los activos bajo gestión del 8,9%, un incremento de la inversión del 8,7% y un crecimiento del número de clientes del 7,5%.
  • El crecimiento de la captación neta de activos bajo gestión fue de 1.289 millones de euros, de los cuales 200 millones en productos de Coinversión en economía real y 240 millones comercializados por el fondo de fondos de private equity internacional March PE Global I, primer programa de March Private Equity.
  • El negocio de Banca Corporativa marcó un récord en operaciones de asesoramiento a empresas familiares, reforzando su liderazgo en colocaciones de deuda a corto plazo, con un total de 34 programas asesorados y un volumen de emisiones realizadas por importe de cerca de 4.800 millones de euros.
  • Banca March fue el primer banco de la UE en cerrar acuerdos con el BEI en el marco de las líneas especiales de avales europeos para paliar el impacto de la COVID-19 y movilizará más de 600 millones hacia pymes y grandes empresas españolas.
  • El volumen de negocio de la Unidad de Grandes Empresas creció un 15,5%, el número de clientes un 5%, la inversión crediticia un 12% y los recursos bancarios un 37%.
  • En Baleares, el área de Banca Comercial y Privada, que concentra el grueso de la actividad en el territorio, la inversión crediticia creció un 4,5%, los activos bajo gestión un 2,6% y el número de clientes un 9,5%, con incrementos en el margen financiero (7,6%) y el margen de explotación (11,1%).

A pesar de la situación de crisis provocada por la COVID-19 y de la destrucción de empleo dentro del sector bancario, Banca March, fiel a su estrategia y a su modelo de negocio, está comprometida con sus profesionales y con la creación de nuevas oportunidades de trabajo, especialmente para los más jóvenes: en 2020 se incorporaron 101 personas, con una edad media de 31 años y una tasa de igualdad 50/50 entre hombres y mujeres. Banca March es el único banco español que cuenta en la actualidad con los certificados Great Place to Work y Top Employer, máximos reconocimientos en materia de Recursos Humanos.

En uno de los ejercicios más complejos y desafiantes que se recuerdan, Banca March reforzó sus recursos propios manteniendo firme su estrategia y robusteciendo su modelo de negocio, respaldado históricamente por unos sólidos ratios financieros y de capital, y finalizó 2020 con un CET 1 del 18,43%, el más elevado de la banca española y unos de los más altos de Europa. La entidad sigue manteniendo la tasa de mora más baja del sector en España, un 1,62% a diciembre sin haber recurrido a la venta masiva de carteras NPL a descuento, frente a un 4,51% de media (últimos datos del Banco de España). Asimismo, los niveles de liquidez — LCR (237%) y DTL (138%)— y cobertura de riesgos dudosos (58,89%) se sitúan entre los más altos de la banca. Sobre estos sólidos fundamentos, Banca March afronta con determinación y en la mejor posición el incierto periodo que se abre tras la crisis del coronavirus y con el compromiso de seguir apoyando a sus clientes.

La firmeza de la estrategia, los resultados y la propuesta de valor de Banca March fue respaldada en plena pandemia por la agencia de calificación crediticia Moody’s en abril de 2020, al ratificar el rating a largo plazo en A3 con perspectiva “estable”, una de las mejores notas del sistema financiero español, por delante del Reino de España (en la actualidad Baa1).

El resultado después de impuestos de la actividad bancaria se situó en 87,3 millones de euros, un 16% menos que en 2019, debido al aumento prudencial de la dotación para insolvencias en un 13%. Aun con la dotación extraordinaria, Banca March presenta un coste del crédito del 0,41%, frente a una media del sector del 0,73%. A pesar del difícil entorno, el margen de explotación se mantuvo estable respecto al ejercicio anterior y los ingresos por prestación de servicios crecieron un 3,9%.

El beneficio consolidado del Grupo Banca March disminuyó un 44,3%, hasta 69,72 millones de euros, por el impacto del coronavirus en los resultados de Corporación Financiera Alba —participada en un 15% por Banca March—, que obtuvo un resultado consolidado neto de -95 millones de euros en 2020, frente a un beneficio consolidado neto de 179 millones en el ejercicio precedente, como consecuencia de la volatilidad de los mercados.

Las áreas especializadas de Banca Privada y Patrimonial tuvieron un excelente comportamiento a pesar de los retos de gestión en mercados muy volátiles, con un aumento de los activos gestionados del 8,9%, un incremento de la inversión del 8,7% y un crecimiento del número de clientes del 7,5%.

En Baleares, gracias al profundo conocimiento y vinculación del banco con su mercado de origen, en el área de Banca Comercial y Privada, que concentra el grueso del negocio de Banca March en la zona, la inversión crediticia creció un 4,5%, los activos bajo gestión un 2,6% y el número de clientes un 9,5%, con incrementos en el margen financiero (7,6%) y el margen de explotación (11,1%).

La entidad se ha adherido a todas las iniciativas impulsadas desde el Gobierno para aliviar la situación de profunda crisis sobrevenida, participando en las líneas de avales ICO para empresas y autónomos, carencias y moratorias sectoriales, tanto amparadas por RD como por iniciativa del banco, así como en las líneas ISBA-COVID del Govern Balear por un importe global de 1.421 millones de euros, de los cuales el 34,67% del volumen y el 48,56% de las operaciones se han materializado en Baleares.

La pandemia ha intensificado el firme proceso de transformación en el que está inmersa Banca March en las áreas de Digitalización, Tecnología y Operaciones. Tras el ambicioso Plan de Transformación Digital 2018-2020, con inversiones en dicho periodo por importe de 75 millones de euros, el eje estratégico del Plan Trienal #JuntosEnAcción 2020-2022 es continuar desarrollando y fortaleciendo el modelo de negocio de Banca March, enfocado al asesoramiento ágil y omnicanal, apoyado en herramientas con la mejor tecnología y en productos exclusivos y diferenciadores, con objetivos claros de mejora en la experiencia del cliente, en las herramientas comerciales y en la eficiencia operativa, al tiempo que se evolucionan las bases tecnológicas del banco.

José Luis Acea, consejero delegado de la entidad, afirmó: “El ejercicio 2020, con la irrupción de la COVID-19, nos obligó y comprometió a centrar nuestros esfuerzos en distintos frentes, todos ellos claves para asegurar la continuidad de la actividad y el servicio de calidad a los clientes. Responsabilizados, en primer lugar, con la protección de la salud de empleados y clientes, asegurando en paralelo la continuidad del negocio, hemos colaborado y nos hemos implicado en todas las iniciativas que se han puesto en marcha para paliar el impacto de la COVID-19 en familias y empresas, sumándonos al empeño del sector por ser parte incuestionable de la solución de la situación más compleja y desafiante de los últimos tiempos. La pandemia ha refrendado la solidez del modelo de negocio y la estrategia de Banca March y de su enfoque de prudencia y visión de largo plazo, una característica diferencial de nuestra entidad. Tenemos muy claro que este compromiso deberá ir más allá de la solución sanitaria que controle la pandemia, ya que los efectos devastadores de esta crisis nos hacen querer estar más cerca que nunca de nuestros clientes durante los próximos años. Toma valor ahora nuestra visión de que ‘hay que prepararse en los tiempos buenos para cuando lleguen los malos y duros’. Prueba de ello es que hemos alcanzado el objetivo de seguir reforzando los recursos propios de la entidad, hasta superar el 18% en CET 1 un año antes de lo previsto en el actual Plan Trienal 2020-2022. Vamos a seguir cumpliendo la promesa dada a nuestros clientes de servicio, cercanía y calidad, identificando sus necesidades y aportando respuestas y soluciones. Para ello, además, hemos seguido acelerando nuestros procesos de digitalización, sin abandonar nuestro ADN y modelo basado en relaciones personales, proximidad, prudencia y largo plazo. Fieles, en definitiva, más que nunca, a nuestra filosofía de Crecimiento Conjunto de clientes, empleados, accionistas y la sociedad en general”.

El compromiso de ser una gran empresa para trabajar

A pesar de la situación de crisis provocada por la COVID-19 y de la destrucción de empleo dentro del sector bancario, Banca March, fiel a su estrategia y a su modelo de negocio, sigue comprometida con la estabilidad laboral de todos sus profesionales, así como con la creación de nuevas oportunidades de trabajo, especialmente para los más jóvenes: en 2020 se incorporaron 101 personas, con una edad media de 31 años y una tasa de igualdad 50/50 entre hombres y mujeres.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, Banca March adoptó y sigue adoptando todas las medidas necesarias para preservar la salud de sus profesionales y clientes, manteniendo y asegurando la plena continuidad del negocio. El teletrabajo se ha desplegado en todas las áreas, tanto en servicios centrales como en la red comercial, de forma que la totalidad de los profesionales que trabajan desde casa disponen de los medios necesarios. Desde el primer momento, reforzamos toda nuestra infraestructura tecnológica y herramientas digitales y redoblamos nuestros esfuerzos para seguir estando muy cerca de nuestros clientes, fortaleciendo la comunicación y el contacto personal con ellos y ofreciéndoles total accesibilidad a nuestros gestores y expertos de mercados. Gracias a ello, el impacto de la pandemia ha sido mínimo en el funcionamiento de la actividad normal del negocio.

Fiel a su lema de Crecimiento Conjunto de clientes, empleados, accionistas y la sociedad en general, Banca March potenció durante el ejercicio sus iniciativas por ser parte activa y comprometida de la recuperación. Desde el pasado abril, todos los profesionales del Grupo cuentan con un seguro de Hospitalización y Post-hospitalización por COVID-19 suscrito por la propia entidad y sus filiales. Asimismo, en 2020 la entidad facilitó la disposición gratuita de efectivo en cajeros nacionales e internacionales y también el aplazamiento sin coste en pagos con tarjetas de crédito. Además, desde marzo de 2020 Banca March viene anticipando el pago de pensiones y prestación por desempleo a sus clientes.

La calidad técnica de los gestores de Banca March es, en parte, resultado de una política de Recursos Humanos basada en la meritocracia y el desarrollo profesional de la plantilla, una política que busca en todo momento hacer efectivo el potencial del banco como organización de alto rendimiento, orientada a resultados y sustentada en valores éticos de profesionalidad, competencia, meritocracia y banca responsable. Fruto de esto, en 2019, 2020 y 2021 Banca March se ha convertido en el único banco español que ha sido certificado como una gran empresa para trabajar por dos de las consultoras de referencia en el ámbito de gestión de personas, Great Place to Work y Top Employers, que han destacado el modelo de gestión, la cultura de confianza y el orgullo de pertenencia de la entidad.

Banca March se consolida como una escuela de formación de gestores de patrimonios como ninguna otra, destacando por la importante inversión en formación en sus profesionales, que se incorporan a la entidad a través del Programa Talento y adquieren un nivel de capacitación que les permite ofrecer asesoramiento desde el pequeño ahorrador hasta el inversor más sofisticado. La inversión en formación por empleado en Banca March es muy superior a la media del sector, lo que redunda en un servicio al cliente excepcional. La totalidad de los profesionales de Banca March ha recibido formación en los últimos cinco ejercicios con un plan anual adaptado a las necesidades de los equipos y al contexto de cada momento. En los últimos años ha sido especialmente relevante la formación relacionada con asesoramiento, con el objetivo de disponer de los profesionales mejor preparados del sector, con certificaciones en la materia a nivel internacional.

En 2013 se puso en marcha el Programa Talento para recién licenciados, con altas competencias profesionales y dominio de idiomas. A los jóvenes incorporados a través de este se les asigna un mentor personal y reciben formación específica en función de su perfil. La entidad cuenta con 157 jóvenes profesionales que han superado con éxito el programa y forman parte de la plantilla de Banca March.

Apoyo y asesoramiento a la empresa familiar

En Banca Corporativa, la actividad de Banca March se centra en empresas, empresas familiares y familias empresarias, focalizando su especialización en financiación alternativa, direct lending, soluciones de tesorería a medida y coberturas de riesgos. El modelo de negocio de Banca March, único en el sistema financiero español, se ha reafirmado en un entorno especialmente complejo para las empresas y especialmente para las empresas familiares, con soluciones que van más allá de los servicios puramente bancarios. El volumen de negocio de la Unidad de Grandes Empresas creció un 15,5%, el número de clientes un 5%, la inversión crediticia un 12% y los recursos bancarios un 37%.

En diciembre de 2020, Banca March fue el primer banco europeo en cerrar un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para facilitar financiación avalada por el Fondo Paneuropeo de Garantía (EGF), uno de los instrumentos aprobados por la UE el año pasado para paliar el impacto de la COVID-19. En virtud de éste y otros acuerdos también formalizados con el BEI en la misma fecha, Banca March canalizará más de 600 millones de euros a pymes y grandes empresas españolas.

Asimismo, Banca March ha dado un paso más en su apoyo a empresas familiares y empresarios, tanto en Baleares como en el resto de las geografías en las que la entidad está presente, impulsando y colaborando activamente en el acceso a las ayudas previstas en el Fondo de Recuperación Next Generation EU para promover la transformación digital y ecológica, facilitando e implicándose en los proyectos que apuntalen su papel crucial como transformadores y dinamizadores de la actividad económica y de la creación de empleo. Las líneas de trabajo que se contemplan son: la financiación de proyectos de inversión para hacerlos más atractivos de cara a la recepción de ayudas; la concesión de financiación puente hasta la recepción de las subvenciones; y el asesoramiento especializado a las empresas en la selección y presentación de proyectos que puedan estar cubiertos por dichos fondos.

La entidad lanzó el año pasado la Unidad de Turismo y Ocio dentro del Área de Banca Corporativa con un servicio muy especializado para el sector turístico y hotelero, reforzando los recursos y el modelo de atención a clientes, así como su oferta de valor. Fieles al compromiso con este sector, desde esta unidad se realizó el informe Los retos financieros del sector hotelero en el contexto de la covid-19, que identificaba los principales desafíos a futuro a los que se enfrentan las empresas y grupos españoles de este ámbito. Asimismo, se ha puesto en funcionamiento un proyecto de financiación de eficiencia energética del sector hotelero.

Banca March se mantiene en el primer puesto del ránking de Asesores Registrados y Colocadores de programas de pagarés MARF y ECP a corto plazo para emisores corporativos españoles. La entidad colocó en los mercados de capitales, a través de 34 programas asesorados, emisiones por cerca de 4.800 millones de euros en instrumentos de corto plazo (pagarés MARF y ECP), con una cuota de mercado del 59,7% del saldo vivo emitido en MARF al cierre del pasado ejercicio. El objetivo es, ahora, alcanzar igual liderazgo en el mercado de bonos para empresas de tamaño medio.

Además de participar en 22 operaciones de financiaciones sindicadas por importe global de 3.300 millones de euros, Banca March afianza así su compromiso para convertirse en unos de los principales impulsores de la financiación sostenible. La entidad ha formalizado en los últimos meses financiaciones sostenibles por un total de 420 millones de euros y desde la Unidad de Solución de Financiación de Activos se desarrollan proyectos de eficiencia energética con compañías hoteleras.

La Unidad de Fusiones y Adquisiciones (M&A) ha sido especialmente activa en el apoyo al crecimiento corporativo de empresas familiares, asesorando en operaciones transfronterizas e inmobiliarias. Se anticipa un repunte de la actividad de Fusiones y Adquisiciones ante la concentración de diversos sectores y la incorporación de fondos de inversión como socios financieros, con el objetivo de afrontar la coyuntura económica.

Propuestas de banca privada rentables e innovadoras

El Grupo Banca March se mantiene a la vanguardia de la innovación de productos de banca privada, con la oferta de propuestas rentables más completa del sector para todos los perfiles de ahorradores e inversores: Coinversión, Gestión Discrecional de Carteras (GDC) de valor añadido, fondos alternativos, fondos de fondos de private equity, inversión sostenible, fondos temáticos (March Asset Management) y productos de ahorro a largo plazo especiales para clientes de Banca Privada y Banca Patrimonial, como los Unit Linked desarrollados por March Vida.

En cuanto a la actividad de Coinversión en proyectos de economía real, en los que Banca March comparte con sus clientes inversiones en las que participa con su propio capital, durante 2020 se compartieron cuatro proyectos por un importe de 200 millones de euros junto con más de 350 inversores. Concretamente, se superó el objetivo de captación de los proyectos T2 Energy Transition Fund, ELTIF creado en exclusiva para Banca March por Tikehau Capital para ofrecer a sus clientes oportunidades de inversión en private equity con enfoque en transición energética, y Oquendo IV, fondo que concede financiación a empresas españolas de tamaño medio través de préstamos mezzanine y otros instrumentos flexibles. Durante el ejercicio también se cerró el tercer proyecto en infraestructuras logísticas junto a Pavasal y se invirtió en seis activos hidroeléctricos en Portugal junto con Mirova, gestor de infraestructuras sostenibles de Natixis IM, Engie, una de las mayores compañías energéticas del mundo, y Crédit Agricole Assurances.

A principios de septiembre del pasado año, el Grupo reforzó su oferta de Coinversión con la creación de March Private Equity, gestora de private equity, y anunció el lanzamiento del fondo de fondos de Private Equity internacional March PE Global I, accesible a una amplia base de inversores y primero de una gama de nuevos productos que amplían la oferta de Coinversión de la entidad. El objetivo de captación ya se ha alcanzado, al superarse los 240 millones de euros comprometidos por más de 560 clientes en este programa. Banca March consolida así su objetivo de ampliar la inversión en private equity a amplios grupos de inversores, gracias al diseño de una estrategia única de fondo de fondos que cuenta con el compromiso inversor y el apoyo accionarial del Grupo, en un entorno en el que los activos tradicionales deben combinarse con productos alternativos.

A finales de diciembre, Banca March sumaba más de 3.900 contratos con servicio de Gestión Discrecional de Carteras (GDC) de valor añadido, lo que supuso un aumento del 55%, con un patrimonio en carteras delegadas de 1.210 millones de euros, un 38% más que a finales de 2019. A pesar de la gran complejidad del ejercicio como consecuencia de la pandemia, la GDC de Banca March experimentó entradas netas de clientes durante todos los meses de 2020. Todas las carteras modelo registraron rentabilidades positivas en el año, desde el 3,3% de la cartera de perfil más defensivo, exclusivamente de renta fija, hasta el 30% de Next Generation, la estrategia basada en megatendencias globales, que elevó sus activos gestionados en más de un 140%, hasta 220 millones de euros y 4.500 clientes. Las propuestas de inversión en activos alternativos, que el banco incorporó a su oferta en la segunda mitad de 2019 a través de sendas alianzas con K2 Advisors-Franklin Templeton (a través de GDC) y Banque Syz (fondo de fondos), acumulaban más de 160 millones de euros bajo gestión al cierre del pasado ejercicio, con un alza del 80% respecto al año precedente.

Tras el lanzamiento de Mediterranean Fund en 2019, Banca March siguió desarrollando una propuesta robusta en tono a una de las tendencias que van a marcar los próximos años, la sostenibilidad, con el lanzamiento de dos fondos de renta variable global —en los que se tiene en cuenta el impacto positivo de las inversiones, medido de acuerdo con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas— de la mano de gestoras globales líderes, como CPR-Amundi para la inversión de impacto. Estas estrategias tuvieron una gran acogida y gestionaban 65 millones de euros a cierre de ejercicio.

March Asset Management (AM) es la gestora del Grupo y una de sus piezas estratégicas. Con un patrimonio gestionado de 5.000 millones de euros a 31 de diciembre de 2020, mantiene su liderazgo en el ámbito de los fondos temáticos con The Family Businesses Fund, Vini Catena y Mediterranean Fund, fondo que invierte en empresas vinculadas con la economía de los océanos, así como con la gestión y tratamiento del agua, y destina el 10% de la comisión de gestión a proyectos de recuperación y preservación de los recursos del mar. En 2020 obtuvo una rentabilidad acumulada del 10,55%, superior a su índice de referencia, situándose dentro de los fondos líderes de su categoría y acumulando una rentabilidad positiva desde su lanzamiento hasta el cierre del año pasado del 18,20%.

A su vez, March AM se sitúa en el cuarto puesto del mercado español por volumen total de Sicav, con 2.119,8 millones de euros gestionados en este tipo de instrumento a finales de 2020. Las tres Sicav institucionales que gestiona son productos tradicionales líquidos de Coinversión y una de las señas de identidad de Banca March. Torrenova es la mayor Sicav de España, con 907,8 millones de euros de patrimonio gestionado a finales de diciembre de 2020. Fue creada hace más de 20 años como instrumento de inversión de los accionistas del banco y, en ella, participan en la actualidad 4.466 clientes. Bellver (348,3 millones de euros de patrimonio gestionado y 2.604 partícipes) y Lluc (182,6 millones y 1.357 partícipes) completan este grupo de productos. Los tres casos son un modelo de Sicav singular, al que cualquiera de nuestros clientes puede acceder con tan sólo una inversión mínima de una acción y, con ello, beneficiarse de igual manera de los rendimientos ofrecidos por dichos instrumentos financieros.

Entre los productos de previsión gestionados por March AM, destaca el refuerzo de la gama de planes de pensiones de ciclo de vida, cuya distribución de cartera se ajusta al perfil inversor de los partícipes a medida que se acerca la fecha de la jubilación, con una disminución de la volatilidad y exposición a los activos de mayor riesgo y el aumento del peso de los más conservadores. En junio de 2020 se lanzó March Generación X PP, diseñado con el objetivo de proporcionar a los ahorradores de la Generación X —en especial, los nacidos entre 1970 y 1980— una rentabilidad y riesgo adecuados a sus necesidades para cada etapa de su vida, y en noviembre, March Babyboomer PP, para dar respuesta a las necesidades de ahorro a largo plazo de los integrantes de la llamada generación de los baby boomers, es decir, los nacidos en la década de los años 60.

CUENTA DE PÉRDIDAS Y GANANCIAS 31/12/2020 31/12/2019 Variación
Importe* %
Margen de intereses 153,2 154,1 (0,9) -0,6
Margen bruto 379,3 424,1 (44,8) -10,6
Resultado de la actividad de explotación 98,3 146,4 (48,1) -32,9
Resultado atribuido 69,7 125,1 (55,3) -44,3%

*Importe en millones €  

BALANCE 31/12/2020 31/12/2019 Variación
Importe* %
Préstamos y anticipos  8.747,6 7.929,0 818,6 10,3
Recursos Totales 11.152,3 10.728,3 424,0 4,0
Depósitos de la clientela 8.615,6 8.277,5 338,1 4,1
Patrimonio neto 1.963,7 1.947,3 16,4 0,8
Total activo 17.236,2 16.435,6 800,6 4,9

*Importe en millones € 

Principales ratios

Mora 31/12/2020 31/12/2019
Ratio de mora 1,62% 1,82%
Ratio de cobertura 58,89% 54,87%
Capital 31/12/2020 31/12/2019
Ratio de solvencia 18,43% 16,15%
Tier 1 18,43% 16,15%

Fin del contenido principal