Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

La ola verde que lidera Europa

13 septiembre 2020 Categoría: Tribunas opinión

Los temidos rebrotes son una realidad en Europa y la segunda ola del virus es una amenaza real para la recuperación económica.

A medida que reabren los colegios y se aceleran las reincorporaciones al trabajo, poco a poco nuestras ciudades vuelven a recuperar la actividad. Sin embargo, y tras este peculiar verano, los temidos rebrotes son ya una realidad en Europa y la segunda ola del virus es una amenaza real para la incipiente recuperación económica de la región.

La ansiada vuelta a la normalidad se pospone y las perspectivas económicas se están deteriorando, pero también es cierto que se están acelerando una vez más las respuestas en forma de nuevos estímulos. Como es habitual en el seno de la unión monetaria, los primeros en mover ficha en esta segunda ola de apoyos económicos han sido Alemania y Francia. Sus ejecutivos han anunciado nuevas medidas en dos grandes líneas: mayor protección del empleo y diseño de una economía más sostenible.

En Francia, el Gobierno anunció la semana pasada un programa valorado en 100.000 millones de euros (4% del PIB), de los cuales al menos un 30% se destinará a proyectos denominados “ecológicos”. Gran parte de estos fondos estarán reservados para iniciativas relacionadas con el reciclaje, la movilidad sostenible y la “descarbonización” de su industria. Con este anuncio, Francia se posiciona como el segundo país del mundo que destina un mayor porcentaje de sus programas de reactivación post-Covid a iniciativas relacionadas con el medio ambiente.

Por su parte, Alemania, entre otras iniciativas, se estrenó en el mercado de “bonos verdes” soberanos –deuda ligada directamente a proyectos de mejora del medioambiente– con una emisión de 6.500 millones, por la que recibió una sobredemanda 5 veces mayor, confirmando así la buena acogida que estos activos disfrutan actualmente entre los inversores.

Todo apunta a que ante la previsible desaceleración económica de los próximos meses, las autoridades europeas volverán a intensificar sus respuestas y que esta segunda ola de estímulos fiscales vendrá marcada por el color verde. ¿Lograrán estas medidas dinamizar la denominada vieja Europa?

En lo inmediato, la necesidad se centra en contener la pandemia y el riesgo a una segunda oleada de contagios. No obstante, sin olvidar los problemas estructurales, el dibujo de la recuperación económica de la región tiene un tono verde cada vez más claro. La transición hacia una economía más sostenible es un reto, pero también una oportunidad de desarrollo y ganancia de competitividad.

En este entorno, lejos de claudicar al pesimismo, la reciente inestabilidad de las bolsas nos abre una ventana de oportunidades para rotar posiciones hacia empresas que vayan a beneficiarse de esta ola verde que lidera Europa. A la espera de la llegada en 2021 de los fondos previstos por la UE bajo su programa Next Generation, pensamos que los próximos meses son una ocasión para posicionarse en empresas industriales europeas que puedan capitalizar este cambio estructural.

Las autoridades seguirán apoyando la economía en la parte final del año y esto deberá permitir que los mercados financieros se estabilicen tras los recortes de estas últimas jornadas. El verde es el color de la esperanza y entre las autoridades europeas cada vez está ganando un mayor protagonismo.

Paulo Gonçalves es Analista Senior de Estrategia de Mercados de Banca March 
Artículo publicado en el diario ABC

Fin del contenido principal