Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

En Europa también sale el sol

06 junio 2021 Categoría: Tribunas opinión

La economía mundial este mes logrará el hito de recuperar los niveles de PIB previos a la pandemia.

 

Los nubarrones han acechado Europa desde el inicio de 2021 y, como si de una densa niebla se tratara, las negativas noticias sobre la evolución de la pandemia no permitían entrever la llegada de la luz. Ahora, en el ecuador del año y en sintonía con el arcoíris –ese fenómeno que todos hemos observado alguna vez y que se forma cuando llueve y después sale el sol–, parece comenzar a materializarse la esperanza que a través de su dibujo muchos niños nos infundieron hace más de un año al comienzo de la pandemia.

Paulo Gonçalves es Analista Senior de Estrategia de Mercados de Banca March

A nivel macroeconómico, la economía mundial este mes logrará el hito de recuperar los niveles de PIB previos a la pandemia. Por su parte, la zona euro ha quedado claramente rezagada y cerrará el 2T con un PIB más de un 4% inferior a lo registrado en 2019.

Sin embargo, de la mano de la aceleración en el ritmo de vacunación, las restricciones se van reduciendo y a partir del 1 de julio, con la puesta en marcha del “pasaporte Covid”, la movilidad repuntará en nuestro continente. Además, se espera que avance la tramitación de los Planes de Recuperación (NGEU), desbloqueando así la llegada de nuevos fondos europeos en la segunda parte del año. Todo ello nos permite pensar que, a partir de ahora, será la zona euro la que experimentará una mayor aceleración en su crecimiento.

¿Cómo será el perfil de la recuperación? El empuje vendrá de la reactivación de la demanda interna. Las últimas encuestas a empresarios europeos anticipan que la inversión privada va a acelerarse hasta crecimientos como los vistos en las anteriores salidas de recesiones: cerca del +10% interanual.

En cuanto al consumo privado, y de forma similar a lo que está ya ocurriendo en Estados Unidos, los niveles de “exceso” de ahorro son históricamente elevados. La mayor parte del aumento del ahorro familiar ha sido forzado dada la imposibilidad de consumir como consecuencia de la pandemia, y el otro factor que ha contribuido al repunte del ahorro estaría en la mayor incertidumbre laboral. A medida que las restricciones se reduzcan y se recupere el empleo, una buena parte de este ahorro embalsado se destinará a un mayor consumo.

En concreto, si tenemos en cuenta el acumulado desde el comienzo de la pandemia, a cierre del primer trimestre estimamos que el “exceso” de ahorro representa más de 650.000 millones de euros. Nuestro escenario es que en los próximos 12 – 18 meses se vayan normalizando las tasas de ahorro hacia su promedio pre-covid, liberando fondos que impulsarán el gasto: estimamos que cerca del 60% del crecimiento del consumo privado vendría por esta vía, aportando ya 2 p.p. al crecimiento del consumo solamente en 2021. Pero este empuje podría ser aún más elevado en 2022, una vez se confirme la salida de la pandemia y la tasa de paro descienda con mayor intensidad.

Aunque habrá que esperar hasta el próximo año para recuperar los niveles de PIB previos a la pandemia, la recuperación ha llegado también a la zona euro y en los próximos meses veremos el despegue de su crecimiento económico.

Paulo Gonçalves es Analista Senior de Estrategia de Mercados de Banca March

Artículo publicado en ABC

Fin del contenido principal