Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Banca March obtiene el certificado AENOR por sus protocolos frente a la COVID-19 en todas sus oficinas y servicios centrales

31 mayo 2021 Categoría: Grupo March

Banca March ha certificado los protocolos frente a la COVID-19 de todas sus oficinas y sus servicios centrales con AENOR, garantizando así que se están aplicando medidas eficaces  de forma continua. 

  • De este modo, Banca March se convierte en la primera entidad financiera en Baleares en recibir este certificado.
  • Este sello certifica que todas las medidas adoptadas por la entidad desde el comienzo de la crisis tanto en oficinas como en servicios centrales han resultado eficaces para preservar la salud de los profesionales y su entorno, así como para mantener la continuidad del negocio.
  • Desde el primer momento se estableció un protocolo de actuación interno, se impulsó el trabajo a distancia, se reforzaron los canales de comunicación y se crearon nuevas medidas de conciliación para dar respuesta a las necesidades sobrevenidas.

Banca March ha certificado los protocolos frente a la COVID-19 de todas sus oficinas y sus servicios centrales con AENOR, garantizando así que se están aplicando medidas eficaces  de forma continua. De este modo, Banca March  se convierte en la primera entidad financiera en Baleares en recibir este certificado. Paralelamente, la certificación respalda que estas iniciativas cumplen con las directrices marcadas por el Ministerio de Sanidad en materia de prevención e higiene sobre el COVID-19. Este sello tiene validez anual, aunque debe someterse a revisiones de seguimiento cada tres meses.

Entre las claves del éxito de las medidas adoptadas por Banca March destaca la reacción temprana frente a la pandemia. Antes del confinamiento, la entidad ya tenía establecido un comité de crisis en el que se integraron el presidente, la vicepresidenta y el consejero delegado, y cuyos objetivos eran asegurar la salud de todos sus clientes y profesionales, así como la de sus familiares, y garantizar la continuidad del negocio. Para ello, se llevó a cabo un despliegue de teletrabajo en todas las áreas, tanto en servicios centrales como en la red comercial, de forma que el 100% de la plantilla puede trabajar en remoto. Desde el primer momento se establecieron protocolos de actuación y, además de impulsar el trabajo a distancia, se reforzaron los canales de comunicación y se crearon nuevas medidas de conciliación para dar respuesta a las necesidades del momento.

“La obtención de este certificado de AENOR nos llena de satisfacción y pone de relieve lo acertado del modelo de gestión de personas de Banca March. Nuestro lema es el crecimiento conjunto de todos los grupos de interés: clientes, empleados, accionistas y la sociedad en general. Siempre buscamos la opción que beneficia a todos. Si algo nos ha dejado claro la situación vivida en los últimos meses ha sido la importancia de disponer de un espacio laboral en el que la salud de las personas es prioritaria. Tratamos en todo momento que nuestra actividad integre criterios éticos, sociales y ambientales. Buscamos impulsar un negocio rentable y sostenible, respetuoso con las personas y el entorno. Gracias a todas las medidas adoptadas en un tiempo record hemos podido hacer frente al mayor reto vivido por todos en los últimos años y hemos garantizado las que desde el primer momento fueron nuestras prioridades: preservar la salud de nuestros clientes y profesionales, y garantizar la continuidad de nuestra actividad comercial”, ha comentado Sonia Colino, directora de Desarrollo, Comunicación y Marca de Banca March.

Por su parte, la directora de AENOR en Islas Baleares, Soledad Seisdedos, ha afirmado que “esta certificación impulsa la confianza entre todos los colectivos involucrados, un aspecto clave para la recuperación económica de los efectos de la crisis del coronavirus. El paso que da Banca March es coherente con la calidad del servicio y la voluntad de mejora continua de la compañía”.

A los diferentes protocolos puestos en marcha —medidas de seguridad, protocolo de reincorporación al puesto de trabajo, protocolos comerciales—, se sumó la adquisición de un número suficiente de mascarillas, guantes, geles desinfectantes y mamparas que garantizaran el desarrollo de la actividad minimizando el riesgo de contagio.

Algunas de las primeras decisiones para facilitar servicios a los clientes de Banca March se centraron en la operativa de medios de pago y cajeros automáticos. Durante el pasado ejercicio, todos los titulares de tarjetas de la entidad pudieron disponer de efectivo en cualquier cajero automático nacional e internacional de manera gratuita en extracciones a partir de 150 euros. Asimismo, se permitió el aplazamiento en tres o seis meses, sin coste alguno para el cliente, de los pagos realizados con tarjeta de crédito. Igualmente, se facilitó el acceso a pensiones domiciliadas y prestaciones de desempleo, anticipando la fecha y ampliando el plazo de su periodo de cobro. Todas estas medidas se tomaron con la idea de minimizar la formación de colas en las oficinas y limitar así los riesgos de contagio.

Fin del contenido principal