Exposición Lynda Benglis

Comienza el contenido principal

Banca March trae a España por primera vez las fuentes monumentales de la artista estadounidense Lynda Benglis.

Lynda Benglis. Fuentes. Jardín. Banca March

«Si piensas en cada una de mis obras como un cuerpo, ese cuerpo siempre está en movimiento». -Lynda Benglis.

Lynda Benglis (N.1941, Lake Charles, Luisiana) es una de las artistas más influyentes de la actualidad. Su obra puede entenderse como un intento constante de capturar el movimiento y de convertir el fluir del agua –la encarnación de la vida– en forma material.

Sus fuentes son sus obras más monumentales. Fascinada por el agua, explora la tensión entre los estados líquido y sólido, y juega, gracias a ese fluir constante, con la idea de la fuente clásica como si fuese un monumento contemporáneo a la naturaleza.

Banca March presenta por primera vez en Europa cuatro de estas fuentes monumentales en la primera exposición de la artista en España. Los valores que encarnan estas fuentes están en perfecta armonía con el compromiso del Banco con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.

Visita la exposición

Datos acompañantes *

Cortesía de la artista, Banca March, Xavier Hufkens Gallery y Pace Gallery. © Fotografía: Juan de Sande.

Crescendo

Crescendo (1983–84/2014–15) tiene su origen en The Wave of the World, la primera fuente que Lynda Benglis realizó en 1984. Fue su primera obra en bronce y se presenta por primera vez durante la Exposición Internacional de Luisiana (Nueva Orleans) de ese mismo año. Se dio por perdida durante años hasta que apareció en una antigua planta de tratamiento de aguas residuales en la ciudad de Kenner, a poco más de veinte kilómetros de donde estuvo instalada originalmente. De su restauración se encargó la propia artista, quien la modificó dando lugar a la fuente que conocemos hoy.

Benglis se refiere a esta creación, realizada en capas, como: «crustáceos, similares a un marisco o un caracol encima de un objeto, al que convierten en su hogar». Crescendo es el mejor ejemplo del famoso gesto congelado de Benglis: la captura de un momento efímero y líquido en algo sólido y duradero.

Cortesía de la artista, Banca March, Xavier Hufkens Gallery y Pace Gallery.
© Fotografía: Juan de Sande

Pink Lady

Pink Lady (for Asha) (2013) es la única fuente de la exposición realizada en poliuretano, de un sorprendente color rosa fluorescente. Su superficie rugosa recuerda a los montones de arena y barro expulsados por los cangrejos y crustáceos a la orilla del mar. Benglis ha hablado específicamente de esto: «Los agujeros que hacían los cangrejos eran muy importantes para mí (…). Al observar las aguas de las riadas, veía cómo extraían el barro y dejaban unos grandes agujeros, a veces de treinta centímetros de alto, cubiertos de barro burbujeante. Tenían textura».

La escultura es un homenaje a Asha Sarabhai, cuñada del difunto marido de Lynda Benglis, Anand Sarabhai. Su color rosa brillante está inspirado en las coloridas cometas del festival de Ahmedabad, la ciudad de su familia política donde ella vivió y trabajó. Benglis, a lo largo de su carrera, ha utilizado materiales atrevidos y brillantes, incluyendo el oro y la plata, como contrapunto a esa austeridad minimalista con la que se la asocia habitualmente.

Cortesía de la artista, Banca March, Xavier Hufkens Gallery y Pace Gallery.
© Fotografía: Juan de Sande

Bounty, Amber Waves, Fruited Plane

Los títulos de estas tres fuentes idénticas que forman parte de una sola obra -Bounty, Amber Waves y Fruited Plane- hacen referencia a la idea patriótica de abundancia natural de Estados. Los dos últimos están extraídos de la letra del himno «America the Beautiful».

Sobre esta escultura, Lynda Benglis ha dicho: «El agua es abundante y rebosa. Pienso en Bounty (Recompensa) como un desarrollo vivo y constante o una explosión de agua congelada en el interior del bronce, agua que, aunque congelada, rebosa».

Alzándose ocho metros desde el suelo, estas son las obras más altas que Benglis ha realizado hasta la fecha. Realizadas mediante una acumulación de elementos idénticos, apoyados de manera precaria unos sobre otros y sosteniendo un plato vacío dirigido hacia el cielo, estas columnas nos recuerdan una Colonne sans fin de Brancusi a punto de perder el equilibrio.

Cortesía de la artista, Banca March, Xavier Hufkens Gallery y Pace Gallery. 
© Fotografía: Juan de Sande

Knight Mer

La más pequeña de las cuatro fuentes, Knight Mer, toma la forma de un crustáceo, pero transformada en un bulbo de bronce que brota del agua.

Benglis tiene un especial interés en la vida mineral y orgánica y en su desarrollo a lo largo del tiempo, en la acción de la sedimentación y la interacción entre organismos de formas bulbosas y texturizadas. Testigo del sentido del humor de Benglis, el título de la obra es un juego de palabras entre nightmare (pesadilla) y knight (caballero), evocando una fantasía, un caballero marino que emerge del agua.

Compromiso con la cultura

Banca March, en su compromiso con la cultura, trae a España por primera vez la obra de la artista estadounidense Lynda Benglis, una de las escultoras más destacadas de los siglos XX y XXI.

El jardín de su sede madrileña albergará cuatro de sus fuentes monumentales desde marzo hasta junio de este año.

Esta propuesta artística es una nueva muestra del compromiso histórico de Banca March con la cultura, el arte y la sostenibilidad. Esta exposición no solo enriquece la experiencia cultural de los visitantes, sino que representa un diálogo entre el arte y la naturaleza, reflejando el interés del banco en el agua como fuente de riqueza y bien a conservar, escaso e imprescindible.

José Luis Acea, consejero delegado de Banca March, subraya la profunda conexión entre las esculturas de Benglis y la filosofía del banco. «Esta exhibición no solo enriquece la experiencia cultural de los visitantes, sino que también evidencia el compromiso de Banca March con un futuro sostenible y responsable. En este encuentro entre arte y banca, se traza un puente entre la tradición de Banca March y su visión innovadora de contribuir a un mundo mejor para las generaciones futuras».

Imágenes de William Jess Laird para Laird and Good company.

Lynda Benglis

Lynda Benglis, nacida en Luisiana, se muda a Nueva York en 1964 y se matricula en la Escuela de Arte del Museo de Brooklyn. Rápidamente pasa a formar parte del dinámico mundo del arte de aquel momento, conociendo a artistas como Donald Judd, Eva Hesse, Andy Warhol o Barnett Newman. Comienza a explorar y a utilizar materiales alternativos a la pintura, como el látex, que vierte directamente sobre el suelo para crear revolucionarias esculturas. Estas innovadoras formas reciben inmediatamente el elogio de la crítica, y Benglis, con tan solo 28 años, aparece en las revistas Life y New York Magazine.

Al mismo tiempo comienza a trabajar con espuma de poliuretano pigmentada que derrama desde una escalera sobre armazones de alambre de gallinero, ejecutando verticalmente el volumen de sus esculturas. A principios de la década de 1970 surgen sus Sparkle Knots, realizados en malla de alambre y yeso recubierto de brillo metálico o aluminio, cobre o zinc pintado con spray. También comienza a utilizar el vídeo y la fotografía para registrar acciones performativas.

En la década de 1980, Benglis extiende su innovador uso de los materiales al ámbito de la naturaleza, utilizando el agua como un elemento más en sus esculturas. Sus obras transmiten la fluidez de la forma a través del uso del agua como medio artístico.

Más recientemente, su trabajo se ha desarrollado en tres direcciones: esculturas de papel, cerámica y bronce monumental.

Entre 1969 y 1995, Lynda Benglis realizó más de 75 exposiciones individuales de su obra tanto en Estados Unidos como en otros países. El trabajo de Benglis se encuentra en las colecciones de numerosos museos, incluidos el Guggenheim, el Whitney Museum, el MoMa y la Tate Modern.

Banca March, fiel a su compromiso con la sostenibilidad, compensará el 100 % de las emisiones emitidas en relación a esta exposición.

Si tiene alguna duda puede ponerse en contacto con nosotros a través de los números 915 355 474 / 900 227 227 o escribiendo a exposicion@bancamarch.es


En colaboración con  | Comisariado por Anne Pontégnie y VANDE | Agradecimientos: Xavier Hufkens Gallery y Pace Gallery

Fin del contenido principal

.