Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de utilidades

Acceso clientes

Hágase cliente

Fin de la sección de utilidades

es

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Nosotros
  3. Noticias

Banca March - Hacer crecer, seguir creciendoNoticias

Comienza el contenido principal

En Banca March queremos mantenerle siempre informado, por eso le ofrecemos en esta sección la posibilidad de conocer todo aquello que le interesa.

01/10/2017

Volvemos a hablar de “reflación”

Nuestro escenario central es que continúe la expansión económica y que la inflación tenderá al alza gradualmente.

Los costes energéticos son una variable fundamental en el dibujo de los escenarios de crecimiento e inflación mundial, y de ahí, su elevada capacidad para alterar el comportamiento de los activos financieros. En el mes que terminamos, el precio del crudo aceleró su subida con la cotización del barril de Brent acercándose a los 60 dólares, lo que sitúa en un 30% el aumento de la cotización desde los mínimos del año registrados en junio. Esta rápida subida del precio del crudo, se transmitirá en los próximos meses a los costes energéticos y por ello en la última semana han repuntado las expectativas de inflación.

Este movimiento tuvo su reflejo en los mercados, con una rotación en el posicionamiento de los inversores. La renta fija soberana con vencimientos largos tuvo el peor comportamiento, con caídas de precios, al elevarse las rentabilidades exigidas. En cuanto a la renta variable, vimos como el sector energético se anotó en septiembre subidas cercanas al doble dígito. También se han visto beneficiados sectores más cíclicos, como el industrial y el financiero.

Por tanto, los inversores parecen volver a poner en precio un escenario de “reflación” de la economía mundial. Término económico que estuvo de moda hace poco tiempo, tras la elección de Donald Trump como nuevo presidente de Estados Unidos y su ambicioso proyecto de estímulos fiscales.

También en este segundo punto, tuvimos novedades en la última semana. El borrador de la reforma fiscal presentado por el ejecutivo estadounidense se centra en dos objetivos fundamentales: rebaja del impuesto de sociedades hasta el 20%, desde el 35%, y simplificar los tramos fiscales para los contribuyentes. La reforma, de ser exitosa, sería la mayor acometida desde 1980 y previsiblemente aceleraría el crecimiento económico del país. Este factor empujaría también al alza la inflación, en una economía que se acerca ya a niveles de pleno empleo.

Llegados a este punto, la evolución de la inflación recobrará importancia en los próximos meses para cualquier inversor. Tras dejar atrás el riesgo de deflación vivido durante la crisis, los precios al consumo deberán tender al alza apoyados en el mayor crecimiento y, sobre todo, en el menor desempleo en las economías desarrolladas. Sin embargo, existen también factores estructurales que pensamos mantendrán la inflación contenida: la evolución demográfica, la aceleración de los cambios tecnológicos y niveles todavía elevados de deuda, frenarán este previsible repunte de la inflación.

En conjunto, nuestro escenario central es que continúe la expansión económica y que la inflación tenderá al alza gradualmente. En este entorno, la rotación vivida en los mercados financieros en septiembre, con ventas en deuda soberana de largo plazo podrá continuar en los próximos meses. Se recomienda, por tanto, cautela en la exposición a los mercados de renta fija, donde los actuales bajos niveles de tipos de interés de la deuda pública de mayor calidad crediticia tenderán a repuntar y normalizarse.

Paulo Gonçalves es Analista de Estrategia de Mercados de Banca March  

Artículo publicado en El Pais

Buscador de noticias

Fin del contenido principal