Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de utilidades

Acceso clientes

Hágase cliente

Fin de la sección de utilidades

es

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Nosotros
  3. Noticias

Banca March - Hacer crecer, seguir creciendoNoticias

Comienza el contenido principal

En Banca March queremos mantenerle siempre informado, por eso le ofrecemos en esta sección la posibilidad de conocer todo aquello que le interesa.

28/01/2018

¿Sin novedades en el BCE?

El BCE ha decidido mantener su política monetaria sin cambios, ¿hasta cuándo podrá alargarse esta situación?

Esta semana, el BCE ha decidido mantener su política monetaria sin cambios. Los tipos de interés de las operaciones principales de financiación continuarán al 0%, con la facilidad de crédito al 0,25% y el tipo de depósito en –0,4%. También ha confirmado que durante los próximos nueve meses comprará 30.000 millones de euros mensuales. Además, Mario Draghi aseguró que el Consejo de Gobierno no ha debatido sobre la posibilidad de desvincular la duración de las compras de activos del objetivo de inflación. ¿Hasta cuándo podrá alargarse esta situación?

Lo cierto es que aunque la inflación no ha terminado de despertar, y se sitúa en tasas del 1,4%, y 0,9% para la tasa subyacente, la economía se va recuperando, y el entorno actual ya no es el mismo que antes. Los indicadores de confianza se encuentran en máximos y anticipan que el crecimiento económico será sólido y generalizado en todos los países y sectores en los próximos meses. Los PMI manufactureros de Alemania y el de la Eurozona son los que mayores incrementos han registrado en los últimos tres meses, anticipando una fuerte recuperación. La demanda doméstica seguirá beneficiándose de la política monetaria acomodaticia y la mejora en las condiciones de financiación. De hecho, el próximo martes se confirmará un crecimiento del PIB de la eurozona superior al 2,5%.

En este entorno de recuperación el papel para el BCE es complejo. Por una parte, el programa de medidas no convencionales tiene importe y fecha de caducidad definida para septiembre e impide realizar cualquier subida de tipos antes de dejar de comprar activos. Por otro lado, la institución no puede ser inmune a la mejora de los datos y tendrá que ir ajustando los mensajes que envía al mercado. Además, la revalorización del euro no facilita la situación en una economía con un destacable carácter exportador. Cada 10% de apreciación del euro contra la cesta de monedas de referencia implica una disminución de beneficios de casi el 7%.

Las retiradas de estímulos tendrán que ser paulatinas. El próximo paso que Draghi llevará a cabo, será anunciar que desvincula el programa de compras de activos del objetivo de inflación. Seguramente será en marzo, aprovechándola actualización de previsiones de crecimiento para la eurozona de BCE. De esta manera, contará con seis meses más para definir el final de la compra de activos, y en 2019 sea cuando comience a llevar a cabo las primeras subidas de tipos.

Todavía queden meses para ver el desenlace de esta situación. Son buenas noticias para la renta variable. Sin embargo, para los bonos europeos a largo plazo más vale estar prevenido. El nerviosismo de estos días es una buena muestra. No nos sorprende teniendo en cuenta que estamos al final de todo un ciclo expansivo en tipos. Todavía hay recorrido para mayores caídas de precios, ya que esperamos que el bono alemán a 10 años cerrará el año con una rentabilidad del 0,90%. El euro claramente ha sobre-reaccionado olvidando el favorable diferencial de tipos a favor de la divisa americana.  

 Joan Bonet Majó, Director de Estrategia de Mercados de Banca March

Artículo publicado en El País.

Buscador de noticias

Fin del contenido principal