Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de utilidades

Acceso clientes

Hágase cliente

Fin de la sección de utilidades

es

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Nosotros
  3. Noticias

Banca March - Hacer crecer, seguir creciendoNoticias

Comienza el contenido principal

En Banca March queremos mantenerle siempre informado, por eso le ofrecemos en esta sección la posibilidad de conocer todo aquello que le interesa.

08/10/2017

Los beneficios empresariales toman el relevo

¿Tendremos nuevos catalizadores o pisaremos el freno de las subidas? La temporada de resultados empresariales será una de las claves en la respuesta.

 La actividad económica ha continuado mejorando en las últimas semanas y la fortaleza mostrada por los indicadores sigue sorprendiendo positivamente a los inversores. Con esta tendencia como telón de fondo, las compras se prolongan en las principales Bolsas y, en casos como el del índice estadounidense S&P 500 o en el Dax alemán, les impulsa hasta alcanzar nuevos máximos históricos.

Pero no sólo se han confirmando las perspectivas de mayor dinamismo económico para este año, sino que este empuje en la aceleración del crecimiento mundial debería perdurar en los próximos meses, como reflejaron esta pasada semana los indicadores de confianza de los empresarios: el PMI compuesto global repitió en septiembre niveles de 54, que son los más altos de los últimos dos años, e indican que el crecimiento se mantendrá sólido. También hay que destacar positivamente que esta mejora de la confianza empresarial se extendió a todas las principales economías, elevándose en Estados Unidos, la Eurozona y también en China y Brasil.

Sin embargo, esta mejora del contexto económico global ya no representa una completa novedad para la mayoría de los inversores y, en gran parte, este escenario comienza a estar ya descontado en las Bolsas. En este contexto, ¿tendremos nuevos catalizadores o pisaremos el freno de las subidas? La temporada de resultados empresariales será una de las claves en la respuesta.

Comenzaremos esta próxima semana con la temporada de publicación de los resultados del tercer trimestre, la cual nos debería confirmar que el dinamismo económico continúa traspasándose a las cuentas de las empresas. Las primeras cifras que centrarán la mayor atención en los mercados serán las de los grandes bancos estadounidenses, que iremos conociendo a partir del próximo 12 de octubre.

Frente a lo ocurrido en el primer semestre del año, las expectativas para la temporada son en esta ocasión de una cierta moderación en el ritmo de crecimiento de los beneficios. En Estados Unidos, los beneficios agregados del S&P 500 aumentarían un 6% interanual, con ocho de los once principales sectores registrando tasas positivas. Si miramos a Europa, para el índice Stoxx 600 las estimaciones apuntan a un crecimiento del 5,4% interanual. Este aumento de los beneficios vendrá, además, respaldado por un incremento de los ingresos del 4,3% para la Bolsa estadounidense y del 2,3% para el Stoxx 600 europeo.

Bajando a nivel sectorial, los líderes son los sectores de la energía, tecnología y el industrial. Utilizando como muestra el S&P 500, el avance previsto para los beneficios del sector tecnológico es del 12,2% y para el industrial del 5,2%. En el caso del sector energético, el crecimiento estimado es del 134%, dato que, no obstante, está distorsionado por los movimientos en el precio del petróleo que pesaron en las cuentas del año pasado.

En conjunto, de confirmarse estas expectativas tendríamos una temporada de resultados sólida. Pero también nos mostraría que la tendencia de aceleración del crecimiento podría estar perdiendo algo de fuelle.

El contexto continúa siendo positivo para la renta variable y se recomienda mantener la exposición ya que, a pesar de las revalorizaciones acumuladas, todavía apreciamos valor en las Bolsas, apoyadas por unos beneficios empresariales al alza y un crecimiento mundial más sincronizado. A nivel regional, los mercados europeos nos parecen los más atractivos y podríamos tener un mayor número de sorpresas positivas si la capacidad de fijación de precios en las ventas al exterior de las grandes empresas europeas logra paliar el efecto negativo de la apreciación registrada por el euro este año. En términos de sectores, un entorno de mayor crecimiento favorece aquellos más sensibles al ciclo económico, como el industrial, tecnología y el financiero.

Para que se mantenga el tono alcista en las Bolsas será fundamental que el crecimiento de los beneficios empresariales tome el relevo de la comentada mejoría de la actividad. Consideramos que el escenario sigue siendo positivo, pero también las valoraciones son exigentes y dejan las Bolsas expuestas a sorpresas negativas. La asunción de riesgos debe ser ahora algo más cauta que en meses anteriores, evitando sensaciones de falsa seguridad y, por supuesto, siempre dentro de los límites adecuados al perfil de cada inversor.

Paulo Gonçalves, Analista de Estrategia de Mercados de Banca March.

Artículo publicado en ABC

Buscador de noticias

Fin del contenido principal